Las cookies nos permiten mejorar su experiencia en la web. Al seguir navegando, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies. Aceptar Más información

AXA

Recuperarse tras los excesos navideños

A pesar de que los expertos en nutrición recomiendan moderarse ante las comidas navideñas, muchos no pueden resistirse y acaban cometiendo excesos. Estos acaban manifestándose después no sólo en forma de algún kilo de más sino también de trastornos poco agradables como digestiones lentas, pesadez, dolor de cabeza, cansancio…

Por eso, te proponemos seguir unos hábitos dietéticos depurativos si estos días has cometido excesos de este tipo. Así ayudarás al organismo a eliminar toxinas y, en consecuencia, el malestar que esto conlleva. Después, se tratará de volver a comer de una forma equilibrada y moderada.

Consejos prácticos

-Sustituir las grasas por frutas, verduras y hortalizas es la primera norma para recuperarse tras las fiestas. En general, no generan residuos tóxicos sino al revés, pues por su acción depurativa y diurética facilitan la eliminación del exceso de líquidos de sustancias de desecho de la sangre.

-Entre las frutas, cobran especial importancia la piña (su contenido en bromelina ayuda a digerir las proteínas, y es rica en fibra), los cítricos (tienen un potente efecto depurativo) y la uva (propiedades diuréticas y depurativas).

-Frutas y verduras aportan pocas calorías, muchas vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. El consumo de fibra también se debe aumentar a través de otros alimentos como cereales integrales y legumbres. Así evitaremos el estreñimiento.

-La elaboración de los platos ha de ser sencilla (hervido, vapor, plancha, wok, grill, olla a presión), ya que la acumulación de calorías no sólo tiene relación con el tipo de alimento que se ingiere, y con poca sal añadida, para evitar la retención de líquidos.

-Masticar más despacio y relajarnos durante las comidas, pues beneficiará al proceso digestivo. Hemos de procurar que las comidas se realicen sentados alrededor de la mesa y que duren como mínimo 30 minutos.

-Tomar suficiente agua (1,5-2 litros de agua al día), tés e infusiones, para aumentar la producción de orina y eliminar toxinas. El alcohol, en cambio, debe reducirse al máximo y evitar las bebidas de alta graduación.

-Elegir alimentos frescos y de buena calidad, así como comprados con poca antelación, y prescindir de la comida precocinada. Los de comercio de proximidad son ideales.

-Cena temprana y moderada: nos permitirá dormir mejor pues la digestión será más fácil. Cremas de verduras, acompañadas de arroz integral y pescado a la plancha, y de postre, queso fresco o compota de fruta, son buenas combinaciones. Antes de acostarse, es perfecta una infusión relajante o un vaso de leche desnatada con miel.

Ejemplo de menú depurativo

Desayuno: vaso de leche desnatada o bebida vegetal con cereales integrales sin azúcar, zumo de naranja natural.
Media mañana: infusión y manzana.
Comida: ensalada de espinacas frescas, mango y cebolla tierna; salmón a la plancha con tomate al horno; rodaja de piña natural.
Merienda: infusión y yogur desnatado o de soja.
Cena: sopa de pescado; pechuga de pavo a la plancha con limón; uvas.
 

Novedades 2019

Otros servicios

Prótesis capilares más

Videos de Saludmás

Solicitud autorización médica más

Solicitud reembolso gastos más

Criopreservación de células madre más

Servicios franquiciados de bienestar y saludmás

Orientación online

El equipo médico responderá a su pregunta. más