Las cookies nos permiten mejorar su experiencia en la web. Al seguir navegando, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies. Aceptar Más información

AXA

Día Mundial de la Lucha contra el Sida

El sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) es una enfermedad infecciosa producida por un virus, denominado VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana), de la familia de los retrovirus. La sangre, el semen, las secreciones vaginales y la leche materna tienen una concentración suficiente como para transmitir el virus.

Los primeros casos de la enfermedad fueron descritos en la comunidad homosexual de San Francisco a principios de los 80 al producirse cuadros de una especie de neumonía que no se había visto hasta entonces. El día Mundial de la Lucha contra el Sida se conmemora el 1 de diciembre de cada año debido a que el primer caso fue diagnosticado en este día en el año 1981.

Cómo actúa el virus
Para que se produzca la infección el virus ha de penetrar en el organismo y entrar en contacto con la sangre o mucosas (revestimiento de la boca, vagina, pene o recto) de la persona. Cuando una persona se infecta por el VIH se inicia un proceso de destrucción del sistema defensivo del organismo que, si no se trata, lleva a un desenlace fatal que, eso sí, puede tardar meses o incluso años en producirse. El ataque se produce sobre todo a los linfocitos CD4, que tienen una función muy importante en el control de las infecciones y el desarrollo de tumores. Cuando el organismo no es capaz de hacer frente a las infecciones empieza a dar signos o síntomas (primero poco importantes) que pueden hacer sospechar a uno que está enfermo. Pero el sida progresa y la persona va quedando totalmente expuesta a distintas infecciones y tumores que se suceden o se solapan y acaban por causar la muerte. Se trata de infecciones que en condiciones normales no aparecerían.

Cómo se contrae
Hay diferentes vías de transmisión del virus entre personas.

-Vía sexual: es la principal en la actualidad, por lo que cualquier persona sexualmente activa tiene riesgo de contraer la enfermedad, sea en relaciones heterosexuales como homosexuales. El contacto sexual por vía vaginal puede propagar el virus si uno de los dos está infectado, así como a través del sexo oral (si hay alguna lesión en la boca o labios se convierte en vía de entrada del virus a la sangre) y anal  (es la práctica sexual de más riesgo ya que es más fácil que se produzcan erosiones o lesiones). Sólo el preservativo  es capaz de evitar eficazmente el contagio, siempre que no se rompa.
Los besos, en principio, se considerarían seguros pues en la saliva la concentración del virus es más baja y además en ella se encuentran unos enzimas que lo inactivan.

-Vía sanguínea: por compartir jeringas, agujas, instrumentos cortantes con sangre infectada, utensilios no esterilizados para piercings, tatuajes... Cuando apareció la enfermedad las transfusiones sanguíneas y trasplantes de tejidos contaminados eran la vía de contagio más importante pero hoy en día con la legislación y las precauciones actuales es prácticamente imposible que se produzca el contagio en los países desarrollados.

-Vía materno-fetal y del lactante: el virus se puede transmitir de madre a hijo en el embarazo, el parto y la lactancia. Se produce sobre todo en los países en vías de desarrollo.

El virus no se transmite a través de la saliva, sudor, lágrimas… por lo que los besos, caricias, uso de baños públicos, duchos, tos, estornudos, compartir vasos, cubiertos, gimnasios… son prácticas seguras.


Medidas preventivas

-Mantener relaciones sexuales con una pareja no infectada y que ésta no tenga relaciones con otras personas.

-Utilizar el preservativo en las relaciones sexuales, masculino o femenino. Si se utiliza correctamente y no se rompe es el método más eficaz para evitar el contagio. Además, previene otras infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados.  

-Utilizar instrumentos para perforar la piel de un solo uso o estériles.

-No compartir cuchillas de afeitar ni cepillos de dientes.

-La transmisión maternofetal del HIV se puede controlar con la administración de fármacos antirretrovirales durante el embarazo, en el parto y durante la lactancia.

-Evitar compartir jeringuillas y otros utensilios en los adictos a drogas por vía parenteral.

Fuente: AXA

Si desea más información sobre el Seguro de Salud de AXA, consulte aquí
 

Novedades 2019

Otros servicios

Prótesis capilares más

Videos de Saludmás

Solicitud autorización médica más

Solicitud reembolso gastos más

Criopreservación de células madre más

Servicios franquiciados de bienestar y saludmás

Orientación online

El equipo médico responderá a su pregunta. más