Las cookies nos permiten mejorar su experiencia en la web. Al seguir navegando, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies. Aceptar Más información

AXA

Claves dietéticas para empezar bien el año

Se calcula que engordamos entre dos y tres kilos de media durante las fiestas navideñas por la abundancia de las comidas típicas de estas celebraciones. Y es que a pesar de que se recomienda moderación ante las comidas de estas fechas seguramente muchos han cedido a la tentación más de lo deseable. Por eso, si hemos abusado de la comida y la bebida, ahora es el momento de corregir los excesos del organismo a través de la dieta diaria.

En lugar de someterse a dietas drásticas de lo que se trata ahora es de seguir durante unos días unos hábitos dietéticos depurativos, pues además de los kilos que podamos haber acumulado, nuestro organismo necesita eliminar toxinas y el malestar que conlleva (cansancio, problemas digestivos, dolor de cabeza…) Después, podremos volver a comer de una forma equilibrada, evitando los excesos. Junto a una dieta ligera es conveniente la práctica habitual de un ejercicio físico moderado (por lo menos caminar 30 minutos al día).

Hábitos depurativos que sí funcionan

-Restringir algunos alimentos, como las grasas saturadas (lácteos enteros, bollería industrial, embutidos, mantequilla…) o los dulces.

-Recuperar aquellos que se han dejado más de lado durante la Navidad, es decir, los que aportan pocas calorías y muchas vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Es el caso de las frutas y verduras, cereales integrales y legumbres.

-La bebida, agua de de débil mineralización e infusiones.

-Consumir poca proteína animal y priorizar el pescado, carnes con poca grasa (pollo y pavo), huevos (tres a la semana), y lácteos desnatados (sobre todo yogur).

-Ingredientes frescos: procura que los alimentos durante estos días sean bien frescos y comprados con poca antelación. Los de cultivo ecológico son una buena opción.

-Cocciones ligeras: la elaboración de los platos ha de ser sencilla y con poca sal añadida. Vapor, plancha, asado, wok, grill, olla a presión, hervido… la grasa para la cocción será el aceite de oliva virgen extra. Y como condimentos: perejil, ajo fresco, romero, albahaca y orégano.

-Desayuno completo: el desayuno se hará siempre y constará de un lácteo desnatado o semidesnatado (o leche de soja o almendra), de fruta natural y cereal (en forma de pan integral, copos de desayuno sin azúcar…).

-Buenos tentempiés: entre horas se podrá tomar un batido de yogur desnatado con kiwi o piña, que se tendrá en la nevera. Añadirá fibra a la dieta y pondrá en forma el intestino. Se evitarán picoteos calóricos.

-Cena moderada: antes de acostarse es perfecta una infusión relajante o un vaso de leche desnatada con miel. Para cenar, platos ligeros que se tomarán por lo menos dos horas antes de dormir.

-Masticar bien: las comidas deben realizarse con tiempo, masticando correctamente.


Ejemplo de menú de un día

-Desayuno: taza de cereales integrales sin azúcar con leche desnatada, zumo de naranja natural y café/té/infusión.
-Media mañana: yogur desnatado con kiwi.
-Comida: ensalada de espinacas, apio y manzana con semillas de lino; salmón a la plancha acompañado de arroz integral; rodaja de piña natural. 
-Merienda: infusión y dos galletas integrales.
-Cena: puré de verduras (sin crema de leche); huevo escalfado con alcachofas cocinadas al microondas; pera.

Y si tiene alguna duda, consulte con el especialista.


Si desea más información sobre el Seguro de Salud de AXA, consulte aquí

Novedades 2019

Otros servicios

Prótesis capilares más

Videos de Saludmás

Solicitud autorización médica más

Solicitud reembolso gastos más

Criopreservación de células madre más

Servicios franquiciados de bienestar y saludmás

Orientación online

El equipo médico responderá a su pregunta. más