Las cookies nos permiten mejorar su experiencia en la web. Al seguir navegando, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies. Aceptar Más información

AXA

10 claves para prevenir el cáncer de mama


Si bien es cierto que el cáncer de mama no se puede prevenir, sí que se ha demostrado que se puede reducir el riesgo de sufrirlo cambiando ciertos hábitos que forman parte de nuestro estilo de vida (ejercicio, dieta, no fumar…). Además, es básico realizarse las revisiones oportunas pues son la manera más efectiva para detectarlo precozmente. A continuación, te damos las claves que están en tu mano para evitarlo:

1-Realizarse una autoexploración, al menos una vez al mes, a partir de los 30-35 años y mejor dos días después de la regla, pues es una medida que puede ayudar a detectar algún cambio, bulto… de forma precoz y poder acudir al especialista enseguida.

2-Acudir a las revisiones ginecológicas, al menos una vez al año, ya que el especialista realizará una exploración mamaria y recomendará las medidas higiénico-dietéticas en caso de síntomas mamarios molestos. La primera mamografía debe realizarse a partir de los 40 años.

3-Además, es importante acudir si hay alteraciones atípicas de la mama que no tienen que ver con el ciclo menstrual: dolor persistente o de aparición de algún bulto, si se observa un cambio de tamaño, color o sensibilidad en el pecho. Si se produce una secreción anormal, lechosa o sanguinolenta del pezón, o ligera hinchazón o bulto persistente a su alrededor. También debe acudirse si hay cualquier hundimiento, relieve u hoyuelo en la piel de la mama, sobre todo si se parece a la piel de naranja.

4-Evitar el sobrepeso: este factor de riesgo es más evidente en mujeres obesas posmenopáusicas, que tienen unos niveles séricos de estrógenos elevados, debido a la conversión de los andrógenos suprarrenales a estrógenos en el tejido graso. Este parece ser el mecanismo de su riesgo más elevado.

5-Restringir el alcohol: ya que ha demostrado ser un factor de riesgo claro. Las mujeres que consumen de 2 a 5 bebidas alcohólicas al día tienen un incremento del riesgo de 1,5 veces. Actúa deprimiendo el sistema inmunitario y acelera el proceso de envejecimiento. Por tanto, favorece la aparición de lesiones celulares.

6-No fumar: tanto para las fumadoras activas como para las pasivas el riesgo parece estar aumentado.

7-Hacer ejercicio: cada vez hay más evidencia de que el ejercicio físico reduce el riesgo de cáncer de mama, aunque todavía no se sabe cuantificar ni decir cuánto ejercicio hay que realizar para que esta reducción del riesgo sea evidente. Se aconseja pasear, a paso rápido, durante alrededor de dos horas a la semana.

8-Reducir las grasas: las grasas aumentan la producción de estrógenos en el cuerpo. Además, la grasa animal acumula restos de pesticidas, fertilizantes y contaminantes potencialmente tóxicos para las células.

9-Más fruta y verdura: por su alto contenido en antioxidantes, ayudan a reparar posibles daños celulares.  Los fitoestrógenos, en especial las isoflavonas (presentes sobre todo en la soja), se han relacionado con la protección del cáncer de mama.

10-Evitar la administración de tratamiento hormonal sustitutivo para tratar los síntomas de la menopausia. Se ha demostrado un aumento del riesgo de cáncer de mama.

AXA colabora con la AECC en difundir este folleto sobre la importancia de realizarse una mamografía. Además, encontrarás más información en la AECC:

En caso de duda, contacta con tu médico y/o especialista y si deseas más información sobre el seguro de salud, pulsa aquí

Fuente: Artículo elaborado por AXA

Novedades 2019

Otros servicios

Prótesis capilares más

Videos de Saludmás

Solicitud autorización médica más

Solicitud reembolso gastos más

Criopreservación de células madre más

Servicios franquiciados de bienestar y saludmás

Orientación online

El equipo médico responderá a su pregunta. más