Las cookies nos permiten mejorar su experiencia en la web. Al seguir navegando, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies. Aceptar Más información

AXA

¿La actividad física reduce el riesgo de accidentes vasculares en personas asintomáticas?.

Efectos de la actividad física:
Los autores de este trabajo encontraron tres revisiones que evaluaban los efectos de la actividad física en los accidentes , publicadas entre los años 1989 y 1992. En estas revisiones se llegaba a la conclusión que se producía un mayor número de accidentes cardiovasculares en personas sedentarias que en personas activas.

Desde 1992, se han publicado 17 estudios que han examinado la asociación entre la actividad física y el riesgo de sufrir infarto cardiovasculares (tanto mortales como no mortales). Todos ellos han encontrado que el riesgo disminuye a medida que se incrementan los niveles de actividad física. Así 70 de cada 10.000 personas sedentarias sufren algún tipo de accidente cardiovascular mortal, por tan solo 40 de cada 10.000 personas físicamente activas.

Efectos del ejercicio físico:
Los autores sólo encontraron una revisión, publicada en 1992, la cual identificaba 7 estudios que se prolongaron durante un largo periodo de tiempo. Todos ellos usaron medidas reproductibles del ejercicio físico y todos encontraron un aumento del riesgo de muerte por accidentes cardiovasculares en personas con bajos niveles de ejercicio físico. Un reciente estudio ha encontrado un menor riesgo en aquellas personas que habían incrementado su nivel de ejercicio, si lo comparamos con otro grupo de personas que no tuvieron cambios en su comportamiento.

Efectos de la actividad física en los ataques cardiacos:
Los autores sólo encontraron 12 estudios publicados entre 1990 y 1999, basados en 3680 ataques sufridos por personas de América del Norte, Japón y Europa.

Casi todos estos estudios han encontrado que una actividad física moderada reduce el riesgo de ataques cardiacos. Uno de los estudios de Japón llegó a la conclusión que una actividad física “fuerte” reduce el riesgo de ataque, si lo comparamos con una actividad “moderada”.
La mayoría de los estudios llegaban a la conclusión que el beneficio de la actividad física era mayor en ancianos y en hombres. La mayoría de estos estudios fueron realizados en personas blancas con edades entre 45-60 años. Generalmente se tuvieron en cuenta otros factores que también pueden suponer un riesgo de sufrir un ataque cardiaco (presión sanguínea, lípidos en sangre, masa corporal, así como si la persona era fumadora o no). Asimismo, se excluyeron aquellas personas a las que se detecto previamente algún tipo de enfermedad que pudiera limitar la actividad física o que pudiera aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardiaco.
Otros estudios más recientes han llegado a la conclusión que la máxima reducción del riesgo de infarto se produce con un ejercicio moderado y no con altos niveles de ejercicio físico.

No existen evidencias de posibles efectos adversos en todos los estudios descritos en este artículo. Aunque se encontraron dos estudios basados en personas que habían experimentado infartos de miocardio no fatales. Ambos estudios fueron realizados en Estados Unidos y Alemania. Se encontró que en la hora siguiente a la realización de una actividad física muy fuerte, la probabilidad de sufrir un infarto de miocardio aumenta de dos a seis veces, retornando estas posibilidades a unos valores normales después de 60 minutos. De todas maneras, el riesgo absoluto permanece en valores bajos: 6 muertos por cada 100.000 hombres de media edad y año o de 0,3 a 2,7 infartos por cada 10.000 personas-horas de ejercicio. Ambos estudios encontraron que el riesgo relativo de padecer un infarto de miocardio es mucho mayor en aquellas personas que son habitualmente sedentarios. Los principales “efectos secundarios” de la actividad física son las lesiones, aunque los datos son demasiado escasos como para cuantificar ese riesgo.

Todos estos estudios deben interpretarse como mucho cuidado, ya que cada estudio define de una manera distinta los niveles de actividad y de ejercicio.

Novedades 2019

Otros servicios

Prótesis capilares más

Videos de Saludmás

Solicitud autorización médica más

Solicitud reembolso gastos más

Criopreservación de células madre más

Servicios franquiciados de bienestar y saludmás

Orientación online

El equipo médico responderá a su pregunta. más