Las cookies nos permiten mejorar su experiencia en la web. Al seguir navegando, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies. Aceptar Más información

AXA

Lavar las heridas, evitar que se forme costra y protegerlas del sol asegura una óptima cicatrización

Lavar las heridas grandes y pequeñas, no dejar que se haga costra, protegerlas de los rayos solares y tenerlas cubiertas con un apósito de cura en ambiente húmedo y anatómicamente preparado, ayuda a una rápida y segura cicatrización.

Así se refleja en un decálogo elaborado por la marca Pic Solution y la Sociedad Española de Heridas (SEHER), donde, además, se recuerda que las costras son el depósito de la sangre y el tejido muerto y que, al secarse, retrasan la cicatrización y propician que las heridas se infecten. Asimismo, se asegura que todas las heridas, por pequeñas que sean, requieren un lavado sencillo para evitar el riesgo de sangrado, dolor e infección.

Frente al mito de que el sol ayuda a cicatrizar las heridas, la SEHER advierte de que el efecto de los rayos solares puede producir una inflamación de la zona y consecuencias negativas en la cicatrización. De hecho, aconseja el uso de cremas protectoras solares en abundancia tanto en la cicatriz como en la zona que la rodea.

Del mismo modo, no recomiendan la utilización de remedios caseros como, por ejemplo, barros, crema dental o jabón de sosa, y destacan la necesidad de utilizar productos sanitarios de cura en ambiente húmedo para lograr una correcta cicatrización de la herida.

Por todo ello, son partidarios de valorar la gravedad de la herida de una manera inmediata, buscar el lugar más adecuado para tratarla, lavarse de forma exhaustiva las manos con el fin de evitar una posible infección, detener la hemorragia presionando sobre la zona con una gasa hasta lograr que se forme el coágulo y cese la misma, limpiar los alrededores de la herida intentando empezar por el centro de la lesión hasta los bordes y aplicar los antisépticos.

Vigilar la evolución de la herida durante las siguientes 48 horas para detectar si hay signos clínicos de infección, realizar las curas requeridas según las indicaciones del producto sanitario utilizado y las necesidades de la herida y cubrir con el apósito entre 5 y 7 días, dependiendo del tamaño, son otros de los consejos que ofrecen la SEHER y Pic Solution.

Novedades 2019

Otros servicios

Prótesis capilares más

Videos de Saludmás

Solicitud autorización médica más

Solicitud reembolso gastos más

Criopreservación de células madre más

Servicios franquiciados de bienestar y saludmás

Orientación online

El equipo médico responderá a su pregunta. más