Las cookies nos permiten mejorar su experiencia en la web. Al seguir navegando, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies. Aceptar Más información

AXA

6 consejos tras el parto

El bebé ya está aquí y con su llegada las mamás experimentan cambios físicos y también emocionales que han de ir encontrando su sitio. Las clases de preparación al parto fueron útiles pero poco se habla sobre lo que viene después. Por eso te ofrecemos algunos consejos que te ayudarán en muchas situaciones típicas y te permitirán disfrutar de la maternidad:
 
Lo primero, dejarse ayudar
Solemos pensar que podemos con todo, pero hay que tener en cuenta que pareja, amigos, familia… pueden echarnos una mano los primeros días. Tras el embarazo y el parto es normal sentirse más cansada y conviene dejarse ayudar. Resulta especialmente útil contar con el consejo de una matrona o enfermera a la que poder preguntar y que aconseje sobre temas que conciernen a la mamá: higiene, alimentación, lactancia, cuidado de los pechos, sueño… y al bebé: ropa, deposiciones, cólicos, cuidado del ombligo, lactancia, manejo del llanto…
 
Higiene y otros cuidados
Hasta que los puntos de la episiotomía no se hayan reabsorbido y esté bien cicatrizado es preferible la ducha al baño con jabones de pH neutro. Utilizar un secador de pelo garantiza un secado más correcto de la zona. Se aconseja cambiarse con frecuencia de compresa, así como utilizar ropa interior de algodón, no demasiado ceñida, y sujetadores especiales para lactancia con discos desechables para evitar mancharlos.
Es importante lavar las mamas con suavidad cada día en la ducha y tras cada toma limpiar la zona del pezón y la areola, asegurándose de que quedan bien secas al aire. Puede aplicarse un poco de la propia leche para lubricarlos y evitar las grietas. En este tema y el de la lactancia en general (colocación del bebé, tomas…) es cuando el consejo de una matrona resulta especialmente útil y tranquilizador para las mamás.
 
Alimentación
El puerperio no es el mejor momento para someterse a dietas de adelgazamiento. El parto y la crianza del bebé exigen un gran esfuerzo físico, y es conveniente que recuperemos fuerzas con una dieta sana y equilibrada. En este sentido, es mejor realizar comidas frecuentes y menos copiosas, no muy separadas de las tomas del bebé si se da el pecho. Es importante ingerir líquidos en abundancia y no descuidar el consumo de proteínas, minerales y fibra. Limitaremos o restringiremos el consumo de café y productos con cafeína, alcohol, tabaco y cualquier medicamento no prescrito por el médico pues puede pasar al bebé, así como alimentos que puedan dar mal sabor a la leche (espinacas, coles, espárragos…)
 
Actividad
Se recomienda descansar todo lo posible la primera semana y estar en casa. En las siguientes semanas se puede realizar ejercicio suave, y aumentar su intensidad de forma progresiva. Pasear ayuda a recuperar el tono muscular abdominal y perineal. Hasta que la herida de la episiotomía o la cesárea no esté bien cicatrizada no debe hacerse actividad física exigente. Y deben evitarse esfuerzos importantes (cargar peso, subir escaleras…) que aumenten la tensión abdominal y perineal y puedan causar problemas en la zona de cicatrización. También evitar los que supongan presión en la zona pélvica (bicicleta estática, por ejemplo).
 
Fortalecer el suelo pélvico
Se recomiendan los ejercicios de Kegel, que consisten en la contracción voluntaria e intermitente de los músculos del suelo pélvico siempre con la vejiga vacía. En los 8 o 12 primeros días después del parto no se sobrecargará la zona que está cicatrizando. A partir de entonces se iniciarán los ejercicios poco a poco haciéndolos coincidir, por ejemplo, con dar de mamar, la ducha diaria… Se debe realizar unas 15 veces, al menos seis veces al día, durando cada contracción unos tres segundos.
 
Descanso
Es normal sentirse cansada al principio debido al esfuerzo del parto, la pérdida de sangre durante el mismo, el desgaste físico de la lactancia y por la exigencia permanente del cuidado del bebé, por eso conviene aprovechar las horas de sueño del bebé para descansar. Establecer un horario de actividades que ayuda a planificar las horas de vigilia y sueño, y realizar actividad ligera también favorece el sueño y el descanso.
 
Con la finalidad de ayudar y apoyar a los padres tras el parto, AXA incorpora en sus pólizas de salud los cuidados postparto en el hogar. Si deseas más información accede aquí.
 

Novedades 2017

Otros servicios

Prótesis capilares más

Videos de Saludmás

Solicitud autorización médica más

Solicitud reembolso gastos más

Criopreservación de células madre más

Servicios franquiciados de bienestar y saludmás

Orientación online

El equipo médico responderá a su pregunta. más